¿Qué es el Régimen de Incorporación Fiscal?

2 marzo, 2016 - 3 minutos de lectura

Regimen de incorporacion fiscal

A partir del 2014 tiene vigencia un nuevo Régimen Fiscal enfocado a aquellos empresarios y comerciantes pequeños, que son informales o tienen una capacidad de administración fiscal baja y que no excedan los $2 millones de pesos en ingresos anuales (no se permite la prestación de servicios profesionales que requieran título o cédula profesional, como lo son abogados, contadores, médicos, etc.), con la finalidad de que pasen a ser formales mediante un esquema sencillo de cumplimiento y con un costo fiscal bajo.

Beneficios para las personas que tributan en el Régimen Fiscal:

 

– Contabilidad y declaraciones sencillas, a través de la plataforma del SAT conocida como “Mis cuentas”

– Presentación de declaraciones y pago de impuestos de manera bimestral

“Descuento” sobre el ISR a cargo, iniciando en un 100% el primer año, y reduciéndose de 10% en 10% por cada año que transcurra

Subsidio para aquellos contribuyentes que no rebasen los ingresos de más de $100 mil pesos al año y que tengan ventas al público en general (no facturen a un RFC específico), para que no paguen el IVA ni IESPS.

Diversos créditos y apoyos bancarios para contribuyentes de este Régimen, así como apoyos del INADEM

– Subsidios y beneficios en IMSS e Infonavit

Un dato importante a tomar en cuenta, es considerar quiénes NO pueden tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal, siendo los siguientes los más relevantes:

  • Personas que sus ingresos anuales superen los $2 millones de pesos
  • Sean socios, accionistas o integrantes de personas morales (empresas como S.A.)
  • Quienes realicen actividades relacionadas con bienes raíces, capitales inmobiliarios, negocios inmobiliarios o actividades financieras
  • Comisionistas, mediadores, agencia, representación, correduría, consignación y distribución (siempre y cuando estos ingresos no excedan el 30% del total de los ingresos recibidos)
  • Quienes obtengan ingresos provenientes de espectáculos públicos y franquiciatarios

Sin duda es un Régimen Fiscal muy interesante que si bien se puede considerar como algo complicado (a pesar de que se ideó como un régimen sencillo), lo cierto es que brinda excelentes oportunidades de formalización fiscal, así como diversos ahorros y apoyos económicos por parte del Gobierno Federal, que permitirán aumentar la competitividad y utilidad de los pequeños comerciantes y empresarios.